Consejos para ahorrar energía con tu calefactor

La mejor forma para conseguir la temperatura ideal en tu casa es utilizar un sistema de calefacción de gas natural, que es capaz de calentar espacios grandes de forma homogénea en poco tiempo, pero si en tu casa no cuentas con instalaciones para este tipo de suministro puedes utilizar un calefactor eléctrico. En este caso, te interesa conocer los siguientes consejos para ahorrar energía con su uso. Además, te proporcionamos recomendaciones interesantes para reducir el importe de tus facturas de electricidad no solo durante el invierno sino a lo largo de todo el año.

Revisa tu tarifa eléctrica y la potencia de luz contratada

Si vas a utilizar un sistema de calefacción eléctrico en casa necesitarás contar con las condiciones necesarias para que no salten los plomos de contínuo o tengas que limitar al máximo el uso del resto de electrodomésticos y aparatos electrónicos. Este es un motivo por el que puedes plantearte cambiar la potencia contratada y para ello tan solo tendrás que seguir unas sencillas indicaciones y comprometerte a pagar las tasas obligatorias a la compañía distribuidora.

Aumentar la potencia de luz contratada con Naturgy tiene el mismo precio que con cualquier otra comercializadora porque están fijados por ley en función de la cantidad de tramos que se necesiten incrementar. Los clientes de la comercializadora pueden iniciar su solicitud con Naturgy en caso de que necesiten aumentar la potencia eléctrica contratada de su vivienda.

Hay varias formas de ponerse en contacto con Naturgy: quienes ya tienen alguno de sus servicios contratados pueden acceder online al área de clientes pero si todavía no eres usuario de la compañía puedes utilizar el formulario de contacto desde la página de Naturgy. Por otro lado, también puedes acudir a las oficinas o llamar por teléfono a la sección comercializadora de Naturgy de atención al cliente.

En cualquier caso, no te olvides de hacer previamente el cálculo de potencia en una calculadora capaz de simular el consumo y teniendo en cuenta todos los aparatos del hogar, así como la potencia a la que trabajan tus calefactores y otros electrodomésticos de gran consumo.

Ahorrar energía con tus sistemas de calefacción en casa 

El siguiente listado de recomendaciones te ayudarán a ser más eficiente en el uso de tus calefactores al mismo tiempo que economizas en tus facturas de electricidad:

  1. Contrata una tarifa con discriminación horaria: en lugar de mantener un tipo de tarifa que aplica el mismo precio por el kWh de luz durante las 24 horas del día. Deberás tener en cuenta a qué hora realizas la mayor parte del consumo de luz para cambiarte a un sistema de discriminación horaria que aplique un precio inferior por el kW durante las franjas que te convienen.
  2. Mejora las condiciones de aislamiento térmico: aplicando técnicas para prevenir y eliminar puentes térmicos dentro de cada estancia. Por ejemplo: pintura térmica, dobles ventanas de PVC, paneles y revestimientos aislantes, suelos de material natural, alfombras y felpudos, juntas y barredores…
  3. Invierte en dispositivos y electrodomésticos eficientes: sobre todo cuando se trata de aparatos de climatización para el hogar, pues su nivel de eficiencia energética determina la cantidad de energía que necesitan para llevar a cabo su función. Comprar aparatos A+++ te garantiza el mínimo gasto y te permitirá utilizar otros aparatos electrónicos simultáneamente para que no necesites contratar más potencia de luz.
  4. Selecciona la potencia adecuada para tus dispositivos: como es el caso de los calefactores, radiadores, aire acondicionado o bombillas LED de bajo consumo. Puedes reducir el importe de tus facturas de luz seleccionando la potencia en W adecuada por parte de cada aparato, considerando las dimensiones y características de cada habitación.
  5. Programa tus calefactores y aparatos de aire acondicionado: de este modo tendrás siempre la temperatura ideal dentro de casa en cada momento del día (siguiendo las recomendaciones que se explican en el siguiente artículo). Debes evitar dejar encendidos los aparatos de climatización cuando no hay nadie dentro de casa.

Nuestro blog

Rellena el formulario y responderemos con la mayor brevedad posible